Fisioterapia en Alzheimer - Sanitas Mayores
La fisioterapia en el Alzheimer y otras demencias #ElArboldelRecuerdo
septiembre 7, 2017
Día Internacional del Alzheimer
septiembre 21, 2017

Un duro golpe para todos los fisioterapeutas

El pasado día 11 nos sorprendía la noticia del asesinato de Lorena Enebral en Afganistan en el desempeño de su labor profesional como cooperante de Cruz Roja, una noticia muy triste de esas que a lo mejor pasarían desapercibidas para muchos entre la vorágine de muertes que llenan los telediarios de todas las cadenas a todas horas si no fuese por dos detalles. Era fisioterapeuta, colegiada en Madrid como reconoció en twitter el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (cfisiomad) al conocerse la noticia, y fue asesinada por un paciente habitual, escondiendo un arma en su silla de ruedas…asesinada por un paciente suyo…por un malnacido que le disparó a sangre fría una única bala que acabó con su vida.

Sinceramente, he de confesar que es una noticia que personalmente me ha afectado bastante, me ha hecho empatizar con las personas que se dejan la vida, en el caso de Lorena literalmente, por ayudar a las personas más necesitadas en cualquier parte del mundo. Pero también me ha hecho reflexionar sobre la relación que establecemos los fisioterapeutas con nuestros pacientes, las veces que nos llevamos a casa las dificultades en los tratamientos de algunos pacientes, por las preocupaciones que nos generan algunas personas que no tienen los recursos necesarios para cubrir en muchos casos sus necesidades básicas y no pueden cambiar su estilo de vida, o no tienen la capacidad de comprender la importancia de un tratamiento para su salud y no se adhieren simplemente…

La fisioterapia, como profesión sanitaria, tiene un cariz eminentemente solidario, de ayuda a las personas. El fin último de todo lo que hacemos se revierte en apoyar la recuperación de aquellos que lo necesitan principalmente, por los motivos que sean, en mayor o menor medida.

Hoy, comentando esto con un compañero ha surgido la idea de que el sacrificio de nuestra compañera debería servir para reconocer el esfuerzo y el compromiso de aquellos compañeros de profesión que más se dejan la piel, pero no a título póstumo, Lorena ya no verá como muchos de sus compañeros la recordarán como un ejemplo a seguir, pero puede servir para que otros compañeros puedan seguir ayudando a esas personas que más lo necesitan. Y la mejor manera sería mediante la creación por parte del CFISIOMAD de una beca o premio a la cooperación, o a proyectos con fines solidarios que suponga un verdadero empujón para estos, no simplemente la “limosna” habitual de los mil o tresmil euros, sino de una ayuda de verdad, que sea realmente significativa, lo que consideren los colegiados, obviamente…creo que es de justicia.

Os dejo un enlace a un video que hicieron a Lorena sobre su actividad hace algunos años.

 

Lorena, Descansa en Paz

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies