Efectos adversos de los antibióticos en el tendón.
Octubre 8, 2011
Efectividad de la Fisioterapia Precoz en el Ca de Mama
Octubre 19, 2011

Congreso de la AEF sobre ¿Fisioterapia 2.0?

El otro día en Twitter hablando con unos cuantos fisioterapeutas sobre el Congreso de Fisioterapia de la AEF de este año nos dábamos cuenta del aparente oportunismo que muestran los organizadores al aplicar como Título del Congreso: Fisioterapeuta 2.0 Nuevos Estudios, Nuevos Métodos cuando al revisar los contenidos del mismo poco o nada tiene que ver con lo que el 2.0 significa. Como bien publica hoy Carlos Castaño en su blog, la salud 2.0 es la utilización de las herramientas de la web 2.0 aplicadas a la salud. Mi compañero ya ha explicado minuciosamente el porque del término Fisioterapia 2.0 así que os remito a su artículo para más detalles, pudiendo entrar yo en otros aspectos más filosóficos de su significado.
El movimiento surgido en torno a la web 2.0, también en fisioterapia, es algo más que mandarse e-mails con los pacientes, y por supuesto no es “dar masajes por internet”. El 2.0 y sus derivados no son más que catalizadores de la comunicación, herramientas que potencian la interacción más allá del plano físico y temporal en el que nos encontramos, ya sea entre los propios profesionales o con nuestros pacientes. Dando pie, entre otras cosas, al desarrollo de la llamada inteligencia colectiva con objetivos muy concretos.
Para participar de este movimiento más allá de abrirse una cuenta en Twitter, o seguir y comentar algún blog, es necesario tener “actitud“. Y con actitud me refiero a ganas, interés, y motivación para compartir y crear contenidos de calidad que aporten un granito de arena a la comunidad, y generalmente de manera desinteresada. 
Todo el mundo que quiera, puede participar de este fenómeno que está cambiando la forma de relacionarnos con el entorno, pero no a cualquier precio. Como he dicho antes, siempre debe haber un objetivo marcado, una finalidad. Y la búsqueda de notoriedad que muestran algunas instituciones, que algún día fueron algo, y quieren subirse al carro, conservando los viejos roles y jerarquías que un día fueron, queda en ridículo en contra de la horizontalización del conocimiento que lo caracteriza, porque hoy, su palabra no vale más que la mía o la de cualquier otro.
Los tiempos en los que “la información es poder” han pasado a mejor vida para colocar en la cima de la influencia a aquellos que más comparten, ampliando el concepto de conocimiento, haciendo válida más que nunca la frase de James Jhonson: “Hay dos tipos de conocimiento. El que poseemos nosotros mismos y el que sabemos dónde encontrar”
¿Pero todo es bueno en el 2.0? pues como en todo, hay ventajas e inconvenientes, y en muchos casos las mismas ventajas mal administradas, se pueden convertir en los mayores inconvenientes. La cantidad de información, no siempre de buena calidad que se publica en Internet, y de fuentes no siempre fiables, hace que los profesionales sanitarios tengamos un papel especialmente importante como guías y filtros de esa parte del conocimiento de nuestros pacientes que adquieren con sus búsquedas en la red.
Otro ejemplo como para pensárselo dos veces es el “síndrome de la conexión permanente”, que puede desembocar en aumento del los niveles de estrés ya de por sí alterados con el estilo de vida que desarrollamos en occidente. Es necesario descansar de todo, a pesar de que cada vez cuesta más trabajo “desconectar”.
Por este motivo y por muchos otros es necesario plantearse y replantearse los objetivos que nos llevan a estar en el 2.0, porque “no es oro todo lo que reluce” y porque estar por estar “canta” demasiado, y al final a una persona (o institución) que no tiene integrados los conceptos básicos que caracterizan esta actitud, le va a resultar francamente difícil, e incluso frustrante encontrarle algún sentido a todo esto. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies